Go to Top

Néstor Kirchner

Néstor Carlos Kirchner Ostoic, nació en Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz, el 25 de febrero de 1950.

Se recibió de abogado en 1976 en la Universidad de La Plata, y participó en el movimiento justicialista, desempeñándose en dos períodos como presidente del Partido.

Fue intendente de Río Gallegos desde diciembre de 1987 hasta diciembre de 1991, y gobernador de la provincia de Santa Cruz desde 1991 hasta 2003.

El 25 de mayo de 2003, Néstor Kirchner, quien sucedió a Eduardo Duhalde,  prestó ante el Congreso el juramento de ley para convertirse en Presidente de la República hasta el 10 de diciembre de 2007, donde lo sucedió su esposa, Cristina Fernández.

En diciembre del 2009 fue elegido diputado de la Nación por la provincia de Buenos Aires, cargo en el que continuó hasta su fallecimiento.

El 4 de mayo de 2010 se lo designó para ocupar el cargo de Secretario General de la UNASUR  (Unión de Naciones Suramericanas).

Durante 2010 su salud se debilitó seriamente. En febrero fue operado de la carótida. El 11 de septiembre tuvo que ser sometido a una angioplastia y se le colocó un stent.

Finalmente falleció de muerte súbita cardíaca en la ciudad de El Calafate, provincia de Santa Cruz, en la mañana del 27 de octubre de 2010.

ANÁLISIS  GRAFOLÓGICO

La firma rápida y ascendente de Néstor Kirchner, al igual que su escritura, denotan agilidad mental, impulsividad, energía, iniciativa.

En cuanto al tamaño, va disminuyendo o decreciendo, lo que se interpreta entre otras cosas, como capacidad de persuasión y convencimiento, observación, astucia, agudeza, diplomacia y habilidad para “penetrar” en el otro y obtener la información deseada.

Su inclinación hacia la derecha refleja la tendencia a la sociabilidad, con cierta inestabilidad y ambivalencia observada en la  desigualdad de sus trazos.

El predominio del ángulo y la punta, nos habla de resistencia, irritabilidad y ofuscamiento en momentos de tensión o ante las contrariedades.

Como todo temperamento nervioso, rige aquí lo emocional, la sensibilidad y susceptibilidad, que provoca reacciones de genio imprevistas, irascibles y pasionales.

En la firma predomina el apellido, simbolizando esto la importancia y preponderancia de su rol social, del lugar ocupado en la sociedad, así como también, el aspecto familiar.

El trazo final de la “N” mayúscula, forma una rúbrica por encima del apellido. Al respecto, el grafólogo español Augusto Vels en su Diccionario de Grafología dice: “si el trazo es masivo o enérgico, refleja el absolutismo en las ideas, la imposición por decreto de su manera de pensar, sentir y querer.  Si el trazo es suave y en forma de arco sobre las minúsculas, puede reflejar el tono protector de las ideas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *