Go to Top

El liderazgo en la escritura

EL LIDERAZGO EN LA ESCRITURA

Liderazgo es la capacidad que tiene un individuo para influir en los demás, incentivándolos y motivándolos para que trabajen con entusiasmo hacia el logro de objetivos.

El líder toma la iniciativa, gestiona, promueve, decide e inspira al resto del equipo a fin de alcanzar la meta común. Es la persona a la que el grupo sigue, respeta y reconoce como jefe u orientador, por su autoridad, carisma y admiración; no por temor u obligación.

Según el Diccionario dela LenguaEspañola, la autoridad es la “potestad, facultad o poder que tiene una persona sobre otra que le está subordinada”

El líder ejerce esta autoridad respetuosamente, con firmeza pero sin agresividad ni despotismo, de manera adecuada y equilibrada.

Por medio de la grafología, podemos determinar estas características de liderazgo en un escrito. Veamos:

Dijimos que el líder debe tener firmeza y autoridad, por lo que sus trazos tienen que ser firmes, nítidos, continuos, espontáneos, sin vacilaciones, temblores o torsiones. Esto nos habla de seguridad en sí mismo, firmeza en las decisiones, determinación y autoconfianza.

Su escritura se plasma en el papel de manera clara, legible, ordenada y organizada, ya que para transmitirse claramente se debe tener claridad interna, en los pensamientos e ideas. Por ende, debe haber una buena distribución y armonía entre el texto y los espacios blancos.

Esta escritura ordenada, clara, organizada y bien distribuida, reflejará la visión global, independencia y autogestión que debe tener un líder. El cuidado en la presentación de su grafismo, sin choques ni confusiones, y respetando los márgenes y espacios entre renglones y palabras, reflejará el cuidado y el respeto que tiene el líder con su entorno.

Se espera que haya un equilibrio entre curvas y ángulos en la escritura.

Decimos que un grafismo es anguloso, cuando vemos que prevalecen las puntas en las letras, que los bucles que se forman en algunas letras cursivas como la b, l, h, g, j, z; no son redondos sino ovalados y hasta puntiagudos. Lo mismo que los óvalos en las letras a y o.

El ángulo en la escritura simboliza firmeza, resistencia, combatividad, exigencia, individualidad. En un grado avanzado, donde esas angulosidades sean muy marcadas, reflejará dificultad de adaptación, inflexibilidad, rigidez.

En el grafismo curváceo, las letras son más redondeadas y predominan las curvas en todos los movimientos.

La curva expresa una actitud más adaptativa, de mayor flexibilidad, sociabilidad y afectividad, con predominio del sentimiento sobre la razón.

También un exceso de curva puede reflejar pasividad, indolencia y falta de firmeza.

Por eso decimos que el líder debe tener un equilibrio entre la firmeza y la flexibilidad.

El tamaño de la letra debiera ser mediano, ni muy grande ni muy pequeño. Esto simboliza una autoestima equilibrada, y un adecuado nivel de expansión, que junto a una buena proporción entre las zonas de las letras, hablará de objetividad y equilibrio de las tendencias.

La inclinación de las letras, debe ir desde lo vertical hacia la derecha, pero no demasiado inclinada, lo cual se interpreta como tendencia al contacto y adaptación. Siempre es esperable que la escritura sea progresiva, no regresiva, lo cual refleja la proyección hacia el futuro y la iniciativa.

Lo mismo que la dirección de los renglones. Es de esperar que sea horizontal con una leve fluctuación, lo que manifestará equilibrio emocional con adaptabilidad y flexibilidad; asimismo puede tener un leve ascenso, que simboliza tendencia al optimismo y entusiasmo, sin utopías, dentro de los parámetros de la realidad.

Un líder debe tener un buen caudal de energía psicofísica, por lo cual su presión (la fuerza que ejerce al escribir) debe ser buena y constante. Esto, unido a una escritura rítmica y dinámica, ágil y vibrante, tendiente a rápida, evidencia actividad, pronta capacidad de reacción y rapidez en la comprensión de los hechos y la respuesta a los imprevistos.

La escritura del líder es regular, es decir, que todos los signos se mantienen en forma pareja y constante durante todo el grafismo, con leves oscilaciones que denotan adaptación a los cambios, pero dentro de un equilibrio general que traducirá serenidad y autocontrol de los impulsos y emociones.

Es positivo encontrar también, algunos bucles formados en las uniones de letras o partes de los grafemas, lo que hablará de amabilidad, cordialidad, carisma y cierta cuota de seducción.

La escritura debiera ser fluida, espontánea, personalizada, donde se vea que el sujeto se desprende de los modelos caligráficos aprendidos, e incorpora movimientos personales, originales y más evolucionados.

Es ideal que las letras dentro de la palabra estén agrupadas o ligadas. Esto simboliza continuidad en el accionar, constancia y perseverancia, aparte de buena predisposición para trabajar en equipo.

La apertura y receptividad a los estímulos del medio, la podemos encontrar en la guirnalda (letras “m” y “n” en forma de “u”). Y si además, encontramos originalidad en las letras y en las formas de unirlas, podremos hablar de creatividad. Obviamente, no nos referimos a formas extravagantes ni adornos que imposibiliten la legibilidad, sino a aquellas proyecciones personales que hacen a la estética y a la simplificación, y permiten que la escritura se distinga.

Finalmente, se espera que la firma sea sencilla, simplificada, sin demasiados adornos o complicaciones, y acorde con el texto, es decir, que los rasgos generales de la firma sean coincidentes con los que se encuentran en la escritura, lo que refleja coherencia entre la actitud íntima y la actitud social.

Como siempre aclaramos, es importante la combinación de signos grafológicos en la escritura, y el poder corroborar cada interpretación con el contexto; ya que nunca se puede aseverar una característica de personalidad por un solo signo independiente.

El liderazgo en la escritura

,

3 Responses to "El liderazgo en la escritura"

  • Mónica Bellver Sevignacq
    7 diciembre, 2016 - 4:27 pm Reply

    Me pareció un artículo muy interesante y reafirma mi idea de hacer el curso el año que viene.

    • graformar
      7 marzo, 2017 - 5:33 pm Reply

      Será un gusto contarla entre nuestros alumnos Mónica. Saludos.

    • graformar
      7 marzo, 2017 - 5:38 pm Reply

      Será un gusto contarla entre nuestros alumnos Mónica. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *