Go to Top

Mandalas

Mandalas

El mandala es una imagen ancestral que influye psíquicamente en nosotros sin que seamos concientes. Refleja de una manera misteriosa el orden de la naturaleza, la creación, todo a través de la forma perfecta: el círculo, símbolo del cosmos y de la eternidad.

La palabra mandala es de origen sánscrito, y significa: cerco, círculo.

El mandala fue conocido terapéuticamente por Carl Gustav Jung (psiquiatra y psicoanalista suizo), que lo definía como arquetipo del orden interior. Es una tendencia del psiquismo para organizarse, para autorregularse.
Jung observó que en el mandala, todo remitía a un punto central único e interpretó que el objetivo del desarrollo psíquico era “el camino hacia el centro, hacia la individuación”.
La estructura circular del mandala simboliza el Ser Propio o Sí Mismo, la totalidad consciente e inconsciente del individuo.
Al representar la totalidad de nuestro ser, el mandala trabaja sobre la integridad yoica, la fortaleza e integración de toda nuestra personalidad.

El círculo de alguna manera, nos remite a la seguridad y contención del vientre materno, por lo que dibujar un círculo, sería como dibujar un límite protector. Pero si bien en general los mandalas son circulares, hay algunos casos en que se utiliza como forma el cuadrado.
Algunos mandalas son más simples o sencillos, y otros más complejos, más elaborados; aunque todos mantienen la esencia o el principio del “centro o figura concéntrica”

Las tribus primitivas los usaban para armonizar mente y alma. Pintar estas imágenes circulares almacenadas en el inconsciente, funciona como ejercicio de relajación, ayuda a cambiar el estado de ánimo y acercarse a la naturaleza.

Los primeros mandalas datan del hinduismo (1200-300 A.C.)
Se considera al mandala un símbolo universal que conecta a las diferentes culturas con la sabiduría de los antiguos pueblos primitivos.

La imagen expresa lo que está mas allá de la percepción, es un modelo de meditación ideal, y equilibra los distintos aspectos de nuestra personalidad.

Desde el poder de la creatividad, pintar mandalas es la oportunidad para sacudirse prejuicios y ver que pasa con los colores y las formas.

Cuando una persona está creando algo, tiende a concentrarse en ello y a aislarse de los estímulos externos. El sistema nervioso actúa de esta manera provocando un estado de relajación y aislamiento. Así es como las aflicciones o dificultades se excluyen por un momento, la respiración adopta un ritmo más calmo, y la persona se permite un “dejarse fluir” hacia su interior, en búsqueda de su esencia.

Por su construcción concéntrica, el trabajo creativo con mandalas aporta energías curativas que ayudan a recuperarse y a estar en paz. Trabajar con colores es trabajar con la expresión y con las emociones, ya que cada emoción está asociada a un color distinto.

Los mandalas se suelen ver en distintos ámbitos, por ejemplo en catedrales, en vitraux, tapices, artesanías, etc.

En grafoterapia se utilizan mucho los mandalas, que en estos casos se realizan con los ejercicios grafoterapéuticos.

El autor del dibujo debe respetar ciertas consignas: que los mandalas se realicen siempre de adentro hacia fuera, que se utilicen los ejercicios aprendidos en grafoterapia, y que se mantenga la forma circular. Teniendo en cuenta esto, tiene total libertad para crear…
Los mandalas siempre se deben hacer bajo la guía e  instrucciones del profesional a cargo, ya que es una tarea bastante movilizadora.

Finalmente, cabe preguntarse qué resultados podemos obtener con el trabajo de los mandalas:

  • El mandala armoniza y relaja, y crea un clima propicio para la meditación
  • Influye en la capacidad de concentración
  • Acrecienta la disposición para el ordenamiento y la organización mental, que se refleja por ende, en el accionar cotidiano
  • Mejora el equilibrio físico, psíquico y espiritual
  • Despierta la creatividad y desarrolla la autoestima
  • Ayuda a superar limitaciones y complejos
  • Se logra una integridad en la personalidad, uniendo todos aquellos elementos constitutivos

A modo de ejemplo presento algunos mandalas realizados en grafoterapia:

,

4 Responses to "Mandalas"

  • Gabriela
    20 febrero, 2013 - 11:40 am Reply

    Genial,mas allá de que tienen un hermoso diseño,nunca pense que tuvieran tantos beneficios.Excelente articulo!!!!

    • graformar
      21 febrero, 2013 - 10:21 pm Reply

      Muchas gracias Gabriela!

  • Claudia Bencini
    28 febrero, 2013 - 7:46 pm Reply

    Divino el dibujo y muy buena la nota

    • graformar
      3 mayo, 2013 - 3:36 pm Reply

      Muchas gracias Claudia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *